SEGUIDORES

domingo, 6 de octubre de 2013

♥ GALLETITAS DE ARÁNDANOS Y CHOCOLATE BLANCO ♥


Sí, son galletas, galletas con puro sabor a mantequilla, con el contraste del sabor de los arándanos y con ese punto del chocolate blanco. Mientras las esteis horneando, la casa os olerá a gloria bendita y os aseguro que la boca se os hará agua...no dejéis de hacerlas, seguro que os encantarán.

Ingredientes

350 grs. de harina.
150 grs. de azúcar moreno.
150 grs. de azúcar blanca normal.
125 grs. de mantequilla a punto pomada. (dejarla fuera de la nevera el día de antes, no sirve derretirla en el microondas)
2 huevos tamaño L.
1 cucharadita de postre rasa de bicarbonato.
1 cucharada sopera de esencia de vainilla.
125 grs. de arándanos deshidratados.
75 grs. de chocolate blanco cortado a trocitos.

Elaboración

Ponemos en un bol la harina tamizada.



Agregamos el azúcar moreno y luego el blanco.


La cucharadita de postre, rasa, de bicarbonato.


Mezclamos todo muy bien con una espátula.



Batimos los 2 huevos y los añadimos.


Agregamos la mantequilla a punto pomada cortada a trocitos para facilitarnos luego que se integre bien.


Por último añadimos la cucharada sopera de la esencia de vainilla.


Mezclamos con la espátula.


A mitad mezclar, le añadimos poco a poco los arándanos.


Cortamos la tableta del chocolate blanco a trocitos y se los agregamos también.


Ahora nos ponemos un par de gotas de aceite en las manos y amasamos bien hasta que veamos que está todo bien mezclado.


Guardamos esta masa una media hora o mas en la nevera.
Transcurrido ese tiempo, ponemos sobre la bandeja del horno una hoja de papel vegetal y formamos bolitas de unos 17-18 grs. ( Para que no se nos pegue la masa a las manos, volvemos a ponernos dos gotitas de aceite). Hay que tener en cuenta que al calentarse las bolitas en el horno, se aplanarán y crecerán bastante, por lo que las pondremos bastante separadas.
Metemos al horno a 200ºC. durante 10 minutos. Les echáis un vistazo y con que se vean doradas ya están hechas. 
Las sacáis poniendo la punta de un cuchillo por debajo y las ponéis sobre una rejilla. Las notareis blanditas, pero tal como se enfríen, veréis que quedan jugosas por dentro y crujientes por fuera. Si no os quedan todas redondas, eso es normal, en una galleta le pueden tocar, una, dos o tres arándanos, o incluso ninguno, eso hará que tomen una forma u otra, pero de cualquier manera, estarán buenísimas.


Las galletas ya están hechas. Se os conservarán en una lata bastante tiempo.

¡¡¡ que aproveche y a disfrutarlas !!!







MaRiSa*     
























6 comentarios:

  1. Unas deliciosas galletas siempre están en mi caja guardadas, como se encontraran las tuyas tan buenas y que las pongas con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  2. y como lo sabes, Doris, aunque en mi casa duran poco, jaja. Un besete guapa. :D

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. gracias Ana Melm, me alegro que te guste y seguro que si las haces todavía te gustarán mas, son pura mantequilla. Un besazo guapa. :D

      Eliminar
  4. Hola guapi!!
    QUe rica esta receta, tiene una pinta estupenda
    Quería invitarte a ti y a todo el que quiera participar a mi concurso de recetas
    El premio os va a encantar y participar es muy fácil.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. gracias por la visita y por la invitación Lila, me paso por tu blog. Un besete guapa. :D

    ResponderEliminar

Gracias por vuestras visitas y comentarios. Si tenéis alguna duda sobre alguna receta, poneros en contacto conmigo en mi página de Facebook Marisa Montaner.