SEGUIDORES

miércoles, 8 de mayo de 2013

♥ TARTA DE QUESO Y CAFE ♥


Esta es la tarta que hice para el dia de La Madre, una tarta de queso y café muy suave y con un frosting por encima riquísimo. Es una tarta de queso totalmente diferente a las que estamos acostumbradas a hacer y por supuesto una delicia para el paladar. Os aseguro que no os dejará indeferentes y si la haceis una vez, seguro que volveis a repetir.
Yo la hice en un molde de 20 cm, pero la verdad que resulta un poquito pequeña, si la quereis mas grande, doblar las cantidades, y tambien la podeis hacer en un molde cuadrado, lo que sí os recomiendo es que busqueis un molde que sea un poco profundo, porque tiene que hacerse en el horno al baño maría y tambien, así os quedarán mas altas las capas. 
A pesar de que veais que el frosting es de leche condensada, para nada queda excesivamente dulce, es el complemento ideal para notar esas tres texturas tan diferentes que se funden en la boca como algo delicado y delicioso.

Ingredientes para la base

100 grs. de galletas digestive.
80 grs. de galletas oreo.
1 cucharadita de postre de cacao en polvo.
1 cucharadita de postre de azúcar glas.
50 grs. de mantequilla derretida.

Ingredientes para la tarta

450 grs. de queso Philadelphia o similar.
150 grs. de azúcar normal.
1 cucharada sopera de esencia de vainilla.
2 huevos.
1 y 1/2 cucharadas soperas de agua caliente.
2 o 3 cucharadas soperas de Nescafé (según os guste mas o menos sabor, yo le puse 3)
250 ml. de nata para montar (sin montar).

Ingredientes para el frosting

330 grs. de leche condensada.
3 hojas de gelatina neutra.
1 cucharada de mantequilla (no sirve poner margarina).

Elaboración de la base.

Trituramos los dos tipos de galletas y le añadimos la cucharadita de cacao.




Añadimos la mantequilla derretida y  la cucharadita de azúcar glass, la trabajamos bien con un tenedor hasta que tengamos una masa homogénea.



La colocamos bien igualada en el fondo del molde. La ponemos a la nevera y reservamos. Esta base está para chuparse los dedos.


Elaboración de la tarta

Esta crema de queso que vamos a hacer ahora, consta de dos cremas diferentes, las distinguiremos como MEZCLA 1 y MEZCLA 2, no os asustéis al leer esto que veréis como es muy fácil y muy rápida de hacer.
Si no os gusta el café, podéis prescindir de él y hacerla toda en una mezcla. También queda muy rica.
En un bol ponemos el queso Philadelphia y el azúcar y lo trabajamos muy bien hasta que nos quede una crema fina y sin grumos.


Le añadimos la cucharada sopera de la esencia de vainilla. y removemos bien.


Añadimos los huevos de uno en uno, hasta que no esté bien integrado el primero, no añadiremos el segundo.



Ahora esta mezcla la dividiremos en dos partes que pesen mas o menos unos 200 grs. cada una.
Es decir, una parte la pondremos en un bol y la otra en otro bol diferente. De momento tenemos los mismos ingredientes en los dos bols.

MEZCLA 1

A esta mezcla le añadimos los 250 ml. de la nata sin montar y mezclamos bien, no hace falta batirla, solo que nos quede bien mezclada. 
LA MEZCLA 1 YA ESTÁ HECHA, YA PODÉIS DEJARLA APARTE Y DE MOMENTO OLVIDAROS DE ELLA.



MEZCLA 2

Calentamos la cucharada y media de agua y deshacemos allí el Nescafé.


Una vez bien deshecho, se lo agregamos a la MEZCLA 2.


Removemos bien, hasta que quede bien igualada.


Sacamos el molde de la nevera y vertemos esta mezcla, la del Nescafé, la MEZCLA 2, sobre el molde.


Luego echamos por encima la MEZCLA 1, con cuidado, pero no os preocupéis si se mezclan un poco, luego, ella sola se quedará sobre la parte de arriba, en todo caso con una espátula vais apartando la parte oscura de la MEZCLA 2, hacia los laterales del molde, de manera que nos quede de color claro por encima. Pero si no os queda toda clara, repito, tranquilas que eso se soluciona solo.
Cuando la tarta esté cocida, distinguiréis perfectamente los colores de las dos capas.


La ponemos a cocer al baño maría con el horno a 150ºC, durante 1 hora y 15 minutos.
LO IDEAL ES HACERLA LA NOCHE DE ANTES Y CUANDO TERMINE LA COCCIÓN, DEJARLA CON LA PUERTA CERRADA DENTRO DEL HORNO HASTA EL DÍA SIGUIENTE.
Yo cuando tengo que hacer algo al horno al baño maría, me va muy bien poner una bandeja de albal con el agua. Incluso esta vez, como no tenia un molde de 20 cm. lo usé también de los de albal, pero de los mas altos, luego para desmoldarla va muy bien, pasamos el cuchillo alrededor y cortamos el molde por la parte de arriba y vamos estirando. El molde se saca de maravilla y la tarta queda perfecta.


A la mañana siguiente, la sacamos y la ponemos en la nevera mas o menos sobre 1 hora. Este será el aspecto de la tarta una vez cocida.


Elaboración del frosting

Ponemos las 3 hojas de gelatina a hidratar en agua fría.


En un cazo ponemos a calentar la leche condensada con la cucharada de mantequilla, pero a fuego muy lento y sin dejar de darle vueltas para que no se nos agarre. Si tenéis paciencia y lo hacéis con unas varillas manuales, y sobre todo el fuego muy lento, no se os llegará a agarrar.


Cuando veáis que ya está caliente, le añadís las hojas de la gelatina bien escurridas y removéis bien hasta que veáis que están totalmente disueltas. Cuando la notéis que está muy líquida ya la podéis sacar del fuego, no hace falta que llegue a hervir.


Dejáis enfriar un poco el frosting, que veáis que está un poquito espeso, pero no demasiado porque si se queda frío  no lo podréis extender bien. Aquí podéis hacer dos cosas, o bien poner el frosting sin haber desmoldado la tarta o ponerlo una vez desmoldada. Si lo hacéis con el molde, os quedará una buena capa de frosting, si lo hacéis una vez desmoldada, lo extendéis y caerá un poco por los lados. Eso ya como queráis  yo la primera vez lo hice con el molde y la verdad que me gustó mas que ponerlo una vez desmoldado porque quedó una buena capa, y se notaba mas al tomarla, pero bueno, eso ya, cada una a vuestro gusto. Solo os puedo decir, que el frosting es......uhmmmmm mucho mas que delicioso. 


Ponerla a la nevera y en una hora la tenéis lista para decorar. Eso ya lo dejo a la imaginación de cada una, yo le puse unas virutas de chocolate negro y de chocolate blanco, pero podéis hacer otras decoraciones diferentes.
Ya tenéis la tarta de queso y café hecha. Seguro que esta tarta no os dejará indiferentes.

¡¡¡ que aproveche y a disfrutarla !!!








MaRiSa*     



































16 comentarios:

  1. Que buena!!!!! Tomo nota, solo con ver la foto de la ración dan ganas de comerla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que te guste, Norma, es una tarta muy rica y muy suave al paladar. Si la haces ya me contarás los resultados. Un besete guapa, :D

      Eliminar
  2. Estupenda receta y muy bien la presentación, me encanta ese plato de presentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es una tarta muy especial para una ocasion muy especial, os animo a que la hagais, está riquísima. Besoss Maria Jesus, :D

      Eliminar
  3. que rica tiene que esta receta, formidable además el paso a paso muy detallado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y tan rica que está, Jaime, te animo a que la hagas y luego me cuentas. Un placer para el paladar. Un abrazo, :D

      Eliminar
  4. Marisa por dios como tiene que estar, que corte tiene la tarta. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. está riquisima Conchi, tiene una tetura y un sabor inigualables, una tarta de queso muy diferente y muy rica. Un besete preciosa. :D

      Eliminar
  5. se ve deliciosa ya tome nota y la preparare pero tengo dificultad con unos ingredientes que no los consigo los podré reemplazar? la gelatina en laminas por gelatina sin sabor?
    y la nata para montar? con que otro nombre la consigo?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Isabel, la gelatina en láminas la puedes sustituir por gelatina en polvo, creo que es un sobre por cada 3 láminas, no estoy segura pero mira las equivalencias por internet y la nata la puedes sustituir por leche evaporada. Si tienes alguna otra duda, me lo dices y entre las dos la resolvemos porque la verdad que vale la pena hacerla. Un besete guapa. :D

      Eliminar
  6. Marisa, acabo de descubrir tu blog, y me ha encantado. Ésta tarta ya la he anotado en pendientes, y ya te he añadido a mi lista de blogs favoritos. Besos guapa

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias Calandrita por tu visita, yo también me he hecho seguidora de tu blog porque he visto por allí cosas muy ricas. Espero te sientas a gusto por aquí y si me necesitas para algo, ya sabes donde me tienes. Un besete preciosa. :D

    ResponderEliminar
  8. Tienes buenos artículos, Felicitaciones por tu Blog, Visita también el mío, comenta, suscríbete y sígueme, que yo también hare lo mismo, gracias. http://charliestereo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Charlie, ya me tienes por tu página, gracias por tu visita y espero vernos de vez en cuando, un saludo. :D

      Eliminar
  9. Marisa: hoy le he enseñado esta tarta a mi hija, y opina lo mismo que yo, ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, no tenemos palabras, jejejejejej se llena la boca de saliva y no podemos ni hablar, jajajajja. besitossssssss

    ResponderEliminar
  10. jaja, Pilar, pues te aconsejo que la hagas, te aseguro que os encantará, es una tarta de las ricas, ricas. Besetes Pilar para tí y para tu hija.:D

    ResponderEliminar

Gracias por vuestras visitas y comentarios. Si tenéis alguna duda sobre alguna receta, poneros en contacto conmigo en mi página de Facebook Marisa Montaner.